Alex, el hijo menor de la casa, lo tuvo muy claro, quería que Andy formara parte de su familia y ahora ya es uno más!

Así que Andy viajó hasta Madrid y ahora seguro que va a estar muy mimado por todos.

Y estos finales felices son posibles gracias a las personas que se ofrecen generosamente como casa de acogida. En este caso Miriam y su familia, abrieron las puertas de su casa y su corazón para acoger a Andy y a su hermano Lucas. Gracias mil