Nuestro querido MAYO, ahora llamado MOSI, ya vive feliz con su nueva familia.

Mayo apareció vagando por una de nuestras aldeas, cabizbajo, triste y desnutrido, cuando por suerte fue rescatado.

Tenía tantas garrapatas y parásitos en su cuerpo que pensábamos que el color de su pelo era gris. El primer día tras la desparasitación, nuestra compañera recogió cientos de parásitos que se desprendieron de su cuerpo.
Poco a poco fue recuperando su salud, su energía y el bello color de su pelaje y sus ojos. Desde el primer momento, descubrimos un perrito muy especial de un bonito carácter, cariñoso, sumiso y noble.

Gracias al Ayuntamiento de Aracena por su implicación en el bienestar animal, Mayo es hoy un perro feliz, cuidado y muy amado. Gracias a los voluntarios: Adrián y familia, M. José, Ceci, Isa, Mercedes, Nieves, Rubén y Sandra que se han desvivido por hacerle olvidar su pasado. Gracias como siempre a Sandra y Fernando, su familia de acogida hasta que fue adoptado, que además de cuidarlo, le han enseñado muchas cosas.
Gracias a todos ellos.

Alicia, su adoptante, vio la nobleza de este animal que te mira con unos ojos que casi te hablan. Es un perro increíble. Alicia se ha llevado una JOYA y nosotros le estaremos siempre agradecidos por salvar a este perrito tan increíblemente bueno. Teníamos por delante un reto pues Alicia tiene otra perrita Cleo muy pequeña pero ambos se han adaptado y conviven con armonía.

Feliz vida a Mayo❤