Ahora se llama Arya y forma parte de una gran familia compuesta por Silvia y Fran, dos hermanos Perrunos y un hermano felino.

Sus adoptantes, vinieron desde Huelva a recoger a la perrita que había estado muy bien cuidada por su acogida Sandra.

Gracias pareja por adoptar y ampliar vuestra hermosa familia. Os deseamos mucha felicidad.

Y muchas gracias a Sandra y a su familia por acoger a los cachorritos, gracias a vosotros podemos conseguir una buena vida para los perritos.