Wanda apareció junto a su hermanito Willow deambulando por la carretera, una noche de invierno, desorientados y muertos de frio y miedo. Los recogimos y hoy celebramos que los dos hermanitos están felizmente adoptados y felices.

Gracias a Cristina y a su hijo por darle una oprtunidad a Wanda y a Mónica y su familia por cuidar a Wanda cuando la recogimos y mientras le encontramos una familia.